Búsqueda:

Elegir los Muebles para un Dormitorio Pequeño

Para crear un hermoso dormitorio pequeño, además de elegir los colores y los accesorios decorativos que más te gusten, es imprescindible buscar los muebles adecuados para que la habitación luzca cómoda, bien ambientada y nos transmita tranquilidad. 


Seleccionar y distribuir los muebles de manera adecuada para este pequeño ambiente ayudará también a liberar espacio de tal manera que puedas caminar libremente y no te sientas abrumado o apretado. Antes de decidir por algún mueble, es importante medir la habitación y escoger el mobiliario que se adecue al espacio con piezas que le den estilo y funcionalidad.


El mueble más básico para toda habitación es la cama.  Encontrarás diversos modelos que puedes elegir pero para un dormitorio pequeño, el tamaño y la función es esencial.  La cama  suele ser el punto focal de la habitación.  Una cama grande tipo King Size puede resultar muy grande y ocupar la mayor cantidad de espacio para la habitación y puede eliminar la posibilidad de agregar otros muebles necesarios para el ambiente.  Quizás bajar una medida a Queen Size pueda solucionar el problema o elegir una cama de dos plazas o una más pequeña dependiendo si tienes un compañero al lado.


También existen diseños de cama muy funcionales como las camas abatibles que se deslizan sólo en el momento que es necesario, ganando gran parte de espacio en la habitación.


Otro mueble esencial para un dormitorio es un armario para guardar ropa y zapatos.  Para las recámaras pequeñas, un armario grande hasta el techo ayudará a optimizar el espacio.   La zona superior del armario puede reemplazar a otro mueble que ocuparía parte del piso de la habitación. 


Llenar de muebles la habitación reflejará un espacio más pequeño de lo que es.  Una opción para visualizar un ambiente más espacioso  es incluir espejos en las puertas del armario, reflejando la luz natural.
Si se necesita más espacio para guardar ropa,  las camas con almacenamiento son muy efectivas en especial para la ropa de otra temporada.


Para los libros y objetos personales, los estantes de pared son más efectivos que los muebles tipo estante.  Se ocupa sólo una porción del espacio colgándolos en la pared en vez de ocupar una  zona del piso.
Otra opción son las camas que  incluyen estantes en la zona del cabecero.


Las mesas de noche son opcionales dependiendo de las actividades y preferencias de cada persona.  Para quienes ven televisión, leen un buen libro o utilizan una laptop durante la noche, son necesarias y muy prácticas.

Para quienes tienen tv en su habitación, en vez de adquirir un mueble para colocarlo, utilizar un rack en la pared.


Existen otras necesidades en el dormitorio como zona de estudio, zona de tocador y zona de lectura que serán a tu elección el incluirlas o no en la habitación.  Dependiendo de las prioridades de cada persona se puedes optar por buscar una mesa plegable que funcione como un pequeño escritorio y ocultarla bajo la cama cuando no se use y la zona del tocador puede reemplazarse por un espejo y un estante de pared, dejando espacio libre para que el ambiente no luzca abrumado con un exceso de muebles y que disminuyen el ingreso de luz natural.


Para distribuir los muebles en la habitación y ganar espacio libre,  coloca la cama hacia un lado de la pared o en el rincón.  Luego organiza los otros muebles de acuerdo con la ubicación de la cama.  Puedes seguir con la cómoda o el armario que son piezas más grandes. Si tienes espejos, una idea es colocarlos al lado de la ventana o en una zona que evite que refleje la luz directamente para que puedas ver mejor.


En la actualidad, existen un sinnúmero de diseños de sistemas de muebles modulares y multifunción que pueden adaptarse a la habitación pequeña de acuerdo a las necesidades de cada persona, es un tanto costoso pero los resultados son estupendos.  Incluyen cama, sistemas de almacenamiento, escritorios, estantes y otros componentes modernos muy atractivos.